¿Dónde colocar el humidificador?

Son muchos los beneficios para la salud que un humidificador puede proporcionar en nuestro hogar. Niños, bebés, mayores, incluso nosotros mismos notaremos muy pronto sus efectos positivos. En este artículo que comienza, señalaremos como optimizar su uso, en cuanto a su ubicación,  para sacar el máximo partido a nuestro nuevo humidificador. También puedes ver cuales son los mejores humidificadores para bebés.

Uno de los aspectos más importantes, a la hora de optimizar el uso de nuestro humidificador es el sitio donde lo colocamos ya que, según su ubicación y su posición, el flujo de vapor y su difusión por la habitación puede variar ostensiblemente.

En primer lugar, a la hora de optar por una ubicación correcta, debemos pensar si la habitación estará con personas, durante el proceso de humidificación o no.

En el caso de que se proceda a su uso con personas, se recomienda siempre que el humidificador esté alejado de las personas. También conviene, en este caso, de que la habitación sea amplia. En habitaciones pequeñas, lo óptimo será realizar el proceso de vaporización unos minutos antes de que entren dichas personas.

¿Cuales son los mejores humidificadores?

En la actualidad existen aparatos que disponen de funciones como graduación de vapor, orientación y tipo de difusión evaporativa, en este tipo de vaporizadores de gama media-alta el sitio donde lo ponemos no presenta mucha importancia, siempre y cuando sea alejado de las personas, ya que disponemos, en este caso, de las herramientas y las funciones óptimas para la orientación del flujo de vapor.

En el caso de que no disponga de dichas opciones, se recomienda  ubicarlo en el centro de la habitación, para que el sistema de vaporización sea homogéneo, gradual e igual en todos los puntos de la habitación. Siempre podemos paliar un exceso de humidificación abriendo la puerta para que no se llegue a condensar dicho vapor y el ambiente se mantenga en su punto óptimo y tonificante.

En el caso de que la habitación este vacía, de igual modo se puede ubicar en el centro, si bien en este caso se recomienda dejarlo a unos 40 o 50 ctms del suelo. En la mayoría de los casos se suele poner sobre una silla o un mueble. De tal modo que el vapor asciende no desde el mismo suelo, sino que lo hace desde una altura precisa. Así optimizamos el trabajo de nuestro humidificador,quedando totalmente impregnado de una relajante y vigorizante sensación el ambiente, en la parte media y superior de la habitación, dejando una franja inferior de humedad menor.

En realidad lo óptimo, según expertos, es incrementar el nivel relativo de humedad de nuestra casa o nuestra habitación entre un 40-60%, pero siempre desde la mitad de la habitación hacia arriba, ya que humedecer desde el mismo suelo puede conllevar una pérdida de energía de efectividad en el funcionamiento del aparato (necesitamos incrementar la humedad a la altura de nuestras fosas nasales y parte superior del cuerpo).

Poner un humidificador en el suelo es, por lo tanto, poco práctico, ya que necesitará más tiempo, más energía y más potencia para crear una humidificación superior.

Además, ubicado en el suelo, un humidificador puede provocar, de manera más fácil, una condensación del vapor en agua, con el consiguiente perjuicio que ello puede provocar a nuestro suelo de madera, puertas y ventanas.

Si bien, siempre hemos de leer las recomendaciones del fabricante, por norma general, repito una vez más, será siempre interesante ubicar nuestro humidificador a unos 50-70 ctms del suelo. Así sacaremos el mayor rendimiento de nuestro aparato.

Última actualización el 2019-11-14 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Tags:

Comenta! Tu opinión nos interesa.

Deja tu comentario